Buenas Migas

Cerca de mi oficina, hay una Focaceria Buenas Migas, una de las varias que hay en Barcelona.

Los que conozcáis Dean & De Luca, en USA, (existe también en Japón) Buenas Migas, es lo más parecido que encontrareis en Barcelona.

Conocí la versión americana, de casualidad cuando estuve de vacaciones en NY (hace ya 7-8 años). Luego comentándolo con amigos que vivían allí me hablaron del gran éxito que tiene, y lo trendy que era.

(Nota: antes decíamos Cool, pero ahora ya no es Cool decir Cool, hay que decir Trendy, pues nada que es muy trendy (gracias Javi por enseñarme inglés contemporáneo).

En los locales de Dean&Deluca puedes comprar sus libros de cocina, donde explican como hacer sus tartas y sus focacias, además de muchos de sus productos.

Leo que la primera tienda Dean & Deluca, la abrieron en 1977, en el Soho de Nueva York, Joel Dean, Giorgio DeLuca and Jack Ceglic (al pobre Jack no le dejaron dejar huella en la marca, pero es que Dean&Ceglic suena fatal)

Volviendo a Buenas Migas, me gusta mucho el texto que acompaña a la marca, lo que sería la leyenda, dice "Il grande sapore delle piccole cose...". Ademas de comer, desayunar, merendar y denar, se pueden comprar cosas como Mermeladas, u otras conservas, y incluso llevarte sus tartas enteras a tu casa, tienen un aspecto bastante casero, seguro que puedes marcarte un farol.

La oferta se basa en distintas focacias, bocadillos, ensaladas y pasta, todo muy italiano, además de Iogures y deliciosas tartas. Al mediodía tienen varios menús de 7,5 euros, en los que puedes combinar, ensaladas y focacias o pastas. Yo como allí prácticamente una vez a la semana, me gusta bastante.

Curiosamente la imagen que he encontrado para acompañar el post es de un coleccionista de sobres de azúcar. Aquí tenéis su página Web.

2 comentarios:

Mar Calpena dijo...

Hace tiempo que yo también pensaba en escribir sobre esta cadena. Me parece la dignificación del fast food. Hace un par de viernes me fui corriendo después del trabajo a ver la primera sesión en los cines Icaria, y en otra época esto hubiera significado apechugar con una hamburguesa marrana o unas bravas de origen incierto. Pero han puesto un Buenas migas y esta vez comí decentemente, una ensalada griega y una quiche. Me sirvieron en una mesa con un plato de verdad y cubiertos de metal, por un precio ajustado. Me alegro de la expansión de esta franquicia y espero que no bajen el nivel.

Roque dijo...

Yo también quiero apuntar que para nosotros (el grupo de amigos que salimos habitualmente por bcn) es también el típico sitio donde puedes ir en caso de que todo falle, es decir, que sean las 4 de la tarde un domingo, o todo esté lleno, o simplemente quieras un buen capuccino para merendar acompañado de un delicioso "salami de chocolate" acompañado de yogurt.
Buena relación calidad/precio para ser un "fast food" y tener ya varios años. Tómese como ejemplo contrario el "FresCo.". Me acuerdo que alguna vez me habló Maurici de los concursos de ensalada que hacía con sus compañeros de trabajo. Dudo que aún lo hagan.

Un abrazo :-)

Publicar un comentario en la entrada