Pilotes del Duc

Uno de los platos que hice para la comida con amigos del otro día, fueron unas pelotas de arroz, que hace mi cuñada en el restaurante de su casa rural, El molí del Duc.

De hecho este plato, un entrante en su carta se llama, "Pilotes del Duc", entiendo que no es necesario traducir. Curiosamente ahora que lo escribo, veo que puede llevar a confusión.

Hacerlas es realmente sencillo.

Pelotas de arroz

Ingredientes
Una cebolla
dos vasos de arroz
100 ml de poco de tomate triturado
Un queso que funda cortado en tacos

Preparación
Para empezar sofreír una cebollar cortada muy muy fina. Una vez bien sofrita, le añadimos un poco de tomate triturado, y lo tenemos allí friendo un par de minutos, añadimos agua y enseguida el arroz (no es necesario esperar a que hierba). Las proporciones son una parte de arroz por 1,5 partes de agua. Removemos un poco y dejamos que se cocine durante 20 minutos a fuego suave, sin tocarlo demasiado. El arroz se debería beber toda el agua y quedar seco pero "pastosito".

Una vez hecho el arroz, lo apartamos del fuego y lo dejamos enfriar.

Una vez frío añadimos un huevo por cada 200 gramos de arroz, y un poco de pan rallado, y removemos bien. Nos tiene que quedar con una consistencia que nos sea fácil hacer pelotitas (ver foto).

Para hacer las pelotas cogemos un poco del arroz, y es cuestión de hacer la forma de bola, presionando para que el arroz esté compactado, una técnica parecida a cuando hacemos las bolas de arroz para el sushi. La gracia está en poner alguna cosa en el interior de la bola. En mi caso, puse queso mozzarella en barra, cortado en taquitos, mi cuñada pone normalmente un queso más fuerte de sabor.

Si lo hacéis, tened en cuenta que la mozzarella funde muy bien, por lo que luego nos encontramos el interior de la pelota fundido, que queda muy bien, pero hay que comerlo enseguida, porque la mozzarella igual que funde se vuelve a secar, adquiriendo una textura gomosa, que es lo que nos paso a nosotros (aunque casi nadie lo notó).

Una vez hechas, las pelotas, ponemos por el exterior un poco de pan rallado, y a freírlas en abundante aceite. Veréis que están hechas cuando tengan un bonito color dorado. Quedan muy crujientes, por efecto del pan rallado y del arroz.

En el Molí las pelotas del Duc, se acompañan siempre de una mermelada de pimientos verdes, y así lo hice yo, la receta de esta sencilla mermelada la tenéis justo aquí.

3 comentarios:

wolffan dijo...

Hola, he intentado la receta (como otras de las que has puesto aquí me ha parecido bastante interesante).

Mi problema, es el tamaño de las bolas i la dificultad de manipularlas. Las primeras eran muy grandes , ahora he dejado el arroz en la nevera para que me sea mas facil de manipular. El tamaño de la bola qual tiene que ser? Mas o menos como el de una albondiga?

Maurici Serra dijo...

por lo que es el tamaño, dependiendo de la ocasión yo lo he hecho de diferentes maneras.

Esta última zez tendrian uno 5-6 cm de diametro. Pero las he hecho en alguna ocasión mas grandes.

Para facilitar la manipulación no se si quedo claro cuando lo explique, se añade un poco de pan rallado al arroz, si no con el huevo se hace muy dificil de manipular

salu2

ya me contras si te salen bien

wolffan dijo...

Pues despues de provarlo mas pequeño quedaron mucho mejor!

Eso si el sabor no es todo lo intenso que pensava (creo k no le puse sal, però tampoco lo decias), tambien influie que el queso no era parmesano... sino de fundir normal, igual tambien influie.

Però al final quedo bastante bien, muchas gracias por la receta.

Publicar un comentario en la entrada