Chupito de verduras

El otro día improvisé una comida en casa, con uno de mis hermanos y su familia. Decidimos a las 12:30 que comíamos todos juntos en mi casa, y a las 14:10 estábamos comiendo.


Hice un risotto de ceps (boletus edulis o funghi porcini), por una parte porque fueron ellos quien me los trajeron de Italia, y por otra porque no tenía nada más para dar de comer un poco decentemente a 8 personas, y claro tengo un blog...

Éramos 4 adultos y 4 niños con las siguientes edades 6, 4, 3, y 2 años, faltaba solo uno de los primos, Ulan, que tiene 5 años para hacer la escalera o el repoker de ases. Por Dios, que niños más guapos.

La receta de mi rissoto de ceps con los hongos deshidratados la puse recientemente en este nuestro blog, aquí la tenéis, todo bien fácil.

Pero para que hubiera algo más y más divertido para los niños, y a la vista de una nevera bastante vacía, tiré de patatas y guisantes congelados (téngalos siempre en casa!), y preparé un chupito de puré de guisantes y patata, que estaba delicioso.

El puré de guisantes, si lo trituramos bien, y si además lo pasamos por un colador fino, queda delicioso. Utilicé para realizarlo, guisantes congelados, curiosamente en un vídeo Ferran Adrià comentaba que para muchas preparaciones los prefiere a los frescos.

Pero la clave, del éxito del chupito, es sin duda el puré de patata que hace mi amigo Bruno, y que ya puse en el blog hace bastante tiempo, lo busco un momento y lo tenéis por aquí, ya veréis que es una bomba pero hay que probarlo, es delicioso, eleva la patata a niveles gastronómicos muy  importantes. 

Para acabar la presentación, como suponéis se consigue vertiendo los dos purés en el vaso al mismo tiempo (cosa que no es sencilla), esto a los niños les hizo mucha gracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada