Pollo rebozado

Mi cuñada es una buena cocinera, de hecho mis tres cuñadas son buenas cocineras.

En este caso, Carmen simplemente cortando el pollo de una manera diferente, hizo un plato sencillo, más atrayente a los niños. No se si es que tienen la imagen Mcdonals, de hecho han ido una vez o ninguna (explico uno una vez y el otro ninguna), pero les gustó mucho de esta manera, fácil de cortar, de comer, todo un éxito.

Pues eso que a parte de innovar en las cocciones, en los ingredientes, o en las presentaciones, solamente cambiado la forma de cortar las cosas, muchas veces conseguimos cambios importantes, en este caso conseguimos que los 4 niños (los 2 míos y mis dos sobrinos), se lo comieran mejor.

Aprovecho para aconsejaros que para empanar el pollo, paséis primero por el pan rayado, luego por el huevo y por último otra vez por el pan rallado, simplemente creo que así queda mejor.

El pollo rebozado es el típico plato que cuando no tenía hijos, me parecía la estupidez más grande del mundo, y ahora se ha convertido en esencial en mi cocina de cada día. De hecho es la base del Menú Infantil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada