Ca Pepico


Mi mujer es de Meliana un pueblo de la Horta Nord de Valencia, cerca de Alboraya pueblo conocido por ser la meca de la Horchata de Chufa.

Roca, es un barrio de Meliana, alejado del núcleo urbano en dirección al mar.

Muchas veces hablando con amigos aficionados a la gastronomía de Valencia, me habían referenciado a Ca Pepico, un bar "de toda la vida", convertido en un excelente restaurante con una excelente cocina.


Estas navidades le dije a mi suegro,que iba a cenar en Can Pepico, y me dijo que su hija, o sea como diría Elvira Lindo, mi santa, de pequeña no quería ir nunca, y a el le encantaba, porque ya era en ese momento un Bar donde cocinaban muy bien.
Quedamos un grupo de amigos, que aunque vivimos cada uno en una ciudad distinta, hacemos lo imposible para vernos siempre en Navidades y en verano.

Eramos 6 adultos (tampoco tanto) y 4 niños.
Entre las anécdotas de la cena, cuando le dije a Teresa, donde quedábamos para cenar, me dijo bien, donde tu quieras, pero sobretodo que haya patatas bravas porque mi hijo mayor las ha descubierto y le encantan, y hay que aprovechar lo que les encanta, sobretodo cuando se come fuera de casa.

Cuando vimos la carta, no había bravas, pequeña decepción, pero el maitre nos dijo la típica frase de "además de lo de la carta, hoy tenemos ... patatas bravas", nos pusimos todos a reír, el maitre no entendía nada. Las bravas eran estupendas, de 10.


La comida es cocina típica de la Huerta Valenciana, bien elaborada y diría que un poco revisada o modernizada. Resaltar las verduras a la plancha, excelentes, pero con un fallo, había demasiado aceite (crudo) en en fondo de la fuente, en la que nos la sirvieron, lo que las hacia a nivel de aspecto aceitosas aunque estaban estupendas al paladar.


Amplia carta de vinos, pero con escasa información para mi gusto. Los vinos me parecieron caros y demasiadas referencias internacionales, cosa que creo que no tiene mucho sentido en España, donde entiendo que hayan burdeos o algún blanco alemán, pero no le veo ningún sentido a vinos chilenos o californianos. Empezamos con un Guztanminner de Somontano, y acabamos con un Petalos del Bierzo, buenas copas y para mi gusto exageración en el servicio del vino.

La decoración es un poco recargada, ver foto.
Un restaurante 100% recomendable. El precio no está mal para la calidad de la materia prima y el nivel de la cocina. Pagamos 30 euros por persona, con dos botellas de vino, y probamos todos los postres.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Conozco muy bien este restaurante, donde Pepe, un auténtico promotor de la cultura del vino, intenta compartir sus conocimientos y servicio con sus clientes. De ahí que haya vinos españoles (de todas las zonas), franceses, alemanes... pero también chilenos o californianos, además de servir el vino con la atención que merece. Sin embargo, este gesto de entrega y servicio, usted no lo entiende. Por cierto, la variedad a la que hacía referencia es "gewürztraminer".

Maurici Serra dijo...

Gracias por la aclaración, pero no creo que aprenda nunca a escribir gewürztraminer.

Estoy encantado de que usted aprecie, toda esa liturgia en el servicio del vino. Yo, desde la modestia, entendería todo el proceso que nos hizo al servir el vino, en uno muy especial por viejo, o por otro motivo. De todas formas para gustos los colores.

Gracias por los comentarios

Maurici Serra

Anónimo dijo...

ya era hora por fin encontre un restaurante don de se puede fumar en roca el restaurante se llama ca pepico tiene una terrazita interior donde se puede fumar 12/ de enero de 2011

Anónimo dijo...

a mi tambien me gusto sobre todo por que despues de la ley esta de no fumar alli pepe si te conoze puedes fumar en su terraza interior

Publicar un comentario en la entrada