Mejillones al vapor


A mi hijo el mayor le gusta probar cualquier comida.

Todo empezó con un pacto cuando era más pequeño y me decía el típico "no me gusta" sin haber probado las cosas. El pacto es "tienes que probarlo, y si no te gusta, no lo comes", y ahora prueba muchos platos un poco especiales (por ejemplo un nigiri de Salmón recientemente), y la mayoría le gustan.

Un día hice mejillones al vapor que le encantan, y había comprado en la tienda más peligrosa de Barcelona, "Gadgets de Cuina" (no puedo salir de allí sin comprar varias cosas), unas cucharas de plástico para servir entrantes, que compré un día que fui a comprar una sartén.

Les hicimos fotos, un clásico de la comida en mi casa.
"Papá, Papá, foto, para el blog"
Pues nada unos simples mejillones al vapor, con limón, pero servidos en una cáscara un poco diferente.

1 comentario:

angeles dijo...

a mi tambien me encantan los mejillones, un saludo

Publicar un comentario en la entrada