Mona


La foto que acompaña este post, parece la de una pelota de baloncesto pero no lo es, es una mona de chocolate que le regaló mi hermana a su ahijado, mi hijo Pau.

Realmente el efecto está bien conseguido, si ampliais la imagen clickando sobre ella, vereis que parece realmente la "piel" de una pelota.


Aunque pueda ser discutible que sean sanos todos los colorantes (aunque sean alimentarios) para alcanzar este efecto, para comer un dia no pasa nada, y el efecto lo merece, otra cosa sería comer el chocolate de colores a
diario.

4 comentarios:

angeles dijo...

la verdad es que esta muy bien conseguido, seguro que a pau le encanto un saludo

arantxi dijo...

Buenísimo Maurici!!! Realmente original y por un día no pasa nada...

sensenom00 dijo...

donde la compro ??? voy loca buscando una para mi marido y no encuentro!!!!
gracies

Víctor Vergés dijo...

hace ya varios años, fue en una pasteleria de Tortosa

salut

Publicar un comentario en la entrada