Mandolina


Uno de mis autoregalos que siempre están en la lista de preferidos, es una mandolina. Por fin el otro día compré una muy sencilla, con las cuchillas de porcelana, que me permite hacer finas lonchas de cualquier cosa. La compré por 20 euros, en la tienda más peligrosa de Barcelona (hay varias) Gadgets de Cocina. La dependienta de la tienda de la Illa Diagonal, cuando le pregunté por las características y posibilidades de dicha mandolina, me dijo te sirve por ejemplo para hacer unas chips de alcachofas (que también hice pero no fotografié), yo respondí: Me la llevo puesta.

Para estrenarlas hice unas patatas chips de antología. Realmente estaban buenísima eran extrafinas, y fritas en un estupendo aceite de oliva, realmente un 10.


Pero no es la mandolina definitiva, esta es para matar el gusanillo hasta que me decido a compra la definitiva, más grande, de acero, la madre de todas las mandolinas, ya me he pasado ...

4 comentarios:

Maria Jose dijo...

Espectaculars... Com fas per a que estiguen cruixents...?

Maurici Serra dijo...

El truco es que siguin molt fines, d'aqui l'us de la mandlina, per aconseguir que siguin cruixent tb es important tenir l'oli ben calent. Mentreves fan les Movem una miva pq no es peguin, i quan comencen a canviar de color les treus

Sort, son un luxe

vermont dijo...

Cuánta razón tienes!! No conozco la tienda de "Gadgets" que tú nombras, pero he identificado enseguida la sensación de "peligrosas", es de las que en lugar de elegir que te llevas, has de descartar lo que no te llevas. ;-)

Anónimo dijo...

Mmmm ¡Qé delicia! También puedes probar haciendo unas deliciosas, nutritivas y sobre todo vistosas chips de betabel. Atte. Lilith Neri.

Publicar un comentario en la entrada