Villa Retiro

Ayer hice años, que quantos? Pues muchos. Digamos que si canto aquello de Serrat, de  “fa vint anys que tinc vint anys”, ya me estoy quitando algunos años.

Bueno vamos al tema, lo celebré con mi mujer, cenando en el Restaurante del Hotel Villa Retiro (5 estrellas), de Cherta, en la provincia de Tarragona. Estoy de vacaciones en casa de mis padres, en Tortosa, les pregunté por un sitio donde cenar, y me dijeron que el Villa Retiro, era bastante nuevo y de lo mejorcito de la zona. Pues allí nos fuimos, porqué a uno le gusta comer bien y no cumple años todos los días (menos mal). 

 
La impresión inicial al llegar al recinto, es de lujo excesivo, diríamos que alejado de lo que sería el minimalismo. Al dejar el amplio parking exterior, te reciben en la puerta, dos leones de hierro que te avisan un poco del estilo que encontraras en el interior. El espacio y el jardín son espectaculares, quizas yo hubiera puesto alguna cascada menos en la piscina, pero bien.
 
La zona del restaurante, es un viejo edificio muy bien rehabilitado con grandes vigas de madera, recordando el estilo, que en la zona se llama, de Indiano, pues es el que utilizaron las personas que volvieron de America enriquecidas.

Pero aquí hablamos principalmente de comida, y esta parte fue la mejor, realmente interesante. Siguiendo el concepto de lo que son las estrellas Michellin, yo si mejoran un par de cosas, ya les pongo automáticamente una estrellita, si señor, porque no.

Según la guía Michelin, un restaurante con una estrella es aquel que si pasas o estas cerca, vale la pena pararse para ir a comer allí. Si tiene dos estrellas merece que hagas un desvió en tu viaje para ir a probarlo. Un tres estrellas según los amigos de Michelin, es aquel que merece un viaje, solo para ir a comer allí.

Pues si estais cerca de Cherta, en el sur de Tarragona, merece ir a comer a Villa Retiro. Si me leeis, por ejemplo desde Santiago de Chile, me parece excesivo viajar a España, para ir a comer a este restaurante, no se si me explico.

Tomamos el Menú degustación, yo aconsejo tomarlo siempre cuando vamos a un restaurante por primera vez.

El Menú está compuesto de dos entrantes, y 4 platos y dos postres, y cuesta 58 euros. Si además quereis maridarlo con algunos vinos, debeis añadirle 6 euros, lo que me parece una buena opción, aunque el maridaje no me pareció demasiado acertado.

Como aperitivos, había un chupito de gazpacho, que era correcto pero quizas demasiado convencional, y un mini ravioli de carne, que "ni fu ni fa".

Luego llego un foie (micuit) con higos, excelente, aunque mejorable la presentación. A continuación un risotto negro, para mi gusto un poco salado, pero bastante bueno, es el de la foto, con dos gambas con una textura excelente, que demuestran el nivel del cocinero.

El mejor plato para mi, fue sin duda, las vieiras con texturas de zanahorias, un 10. La calidad y el tamaño de las vieiras, así como el punto de calor que tenían, hacían un plato sublime.

Después llego un  mil hojas de pies de cerdo foie, rabo de toro y patata, que no me gusto demasiado, un plato muy denso en todos los sentidos.

Los postres, dos, excelentes. El primero estaba formado por un surtido de mini postres frutales, en el que destacaba un sorbete de níspero ríquisimo, presentados encima de una plancha de pizarra. Genial. Como le dije al chef después yo lo serviría con la plancha congelada, o sea recien sacada del congelador, pero muy bonito y muy bueno.

Para acabar el último postre, se titulaba 11 texturas de chocolate, y a parte de bueno, era un alarde de técnica, ver foto.

Al final pagamos 130 euros, 2 personas, por una cena estupenda. Como nota destacar que no nos cobraron cosas como cubierto, o pan, que encarecen muchas veces la factura, y a mi particularmente me dan mucha rabia.

Lo dicho, os recomiendo comer en Villa Retiro, una muy buena opción en una zona donde estas no abundan. 977 473 003

4 comentarios:

Ivy dijo...

Hola Maurici, com a habitual lectora de la teva pàgina, avui i ja que parles d'un bon restuarant, et voldria recomenar un altre, per quan tornis de vacances, si es que no el coneixes ja, es a Manresa i es l'Aliguer, un restaurant dels que et fan tornar i tornar i sobretot amb les cuines de temporada, uns bons menus desgustació, molt bons maridatjes i excel.lents postres, si no el coneixes t'el recomano.

deliciosa martha dijo...

Moltes felicitats ;)

Maurici Serra dijo...

Gràcies!

maurici

Anónimo dijo...

Hola es la primera vegada que entro en aquest blog i ja que parlem de gastronomia i de bons restaurants m'agradaria recomanar-los un de molt interesant. Jo el vaig descobrir trafegant amb blogs de gastronomia i al blog de gastronomia y cia em va impacta la crítica gastronòmica que hi havia. I com a dit be quan parlen be d'un lloc s'ha d'anar a disfrutar de la seva gastronomia. Aquest lloc es L'Antic Moli i esta situat entre Ulldecona i la Senia. El cuiner es jove i te moltes inquietuts. Prove-ho ja em direu!!!!

Gracies per aquets cometaris d'aquets restaurant tant fabulosos!!!
Paco

Publicar un comentario en la entrada