Arroz bacalao y gambas


Los congelados son una verdadera oportunidad para la cocina del día a día. Están en el congelador esperando su oportunidad, sin que nosotros nos tengamos que preocupar de la caducidad, de que se puedan estropear.

Yo cuando el pescado lleva más de un día en la nevera, ya le encuentro mil olores, y empiezo a tener dudas de su estado.
Para esta receta de arroz improvisado, utilicé bacalao desalado congelado, y unas gambas congeladas de las medianas.

La preparación es muy sencilla, basta sofreír una cebolla, cortada fina, en una cacerola con un poco de aceite, añadir algunas verduras, en mi caso le puse una judías verdes cortadas muy finas, para que se hiciesen bien en los 20 minutos de cocción del arroz.

A los 5 minutos añadir los dados de bacalao, los corte a cubos de más o menos de 2 centímetros de lado, los freí un poco y los aparte en un plato, reservándolos para añadirlos al final, en los últimos minutos de cocción del arroz.
Añadir las gambas ya descongeladas, y freírlas un poco con la cebolla y las judías.

Tirar el arroz a la cazuela, y un poco de pimentón dulce, darle un par de vueltas a todo, y un par de minutos después, añadir un poco de agua caliente, como cuando hacemos un rissoto, y un diente de ajo sin pelar.

Cuando el agua se vaya consumiendo añadir mas, y remover a menudo. A los 18 minutos de cocción del arroz, volvemos a meter el bacalao, y dos minutos después ya tenemos el arroz listo.

En mi caso lo dejé un poco caldoso, pero esto ya va a gusto de cada uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada