Carpaccio de calabacin


El calabacin normalmente lo comemos cocinado, pero si es de buena calidad, fresco y lo cortamos muy fino, está muy bueno también crudo.

Esta receta la he hecho bastantes veces, es muy sencilla y me encanta. Realizarla es muy facil si dispones de una máquina de cortar fiambres, o una mandolina, porquá de esta manera consigues el grosor ideal de los calabacines, que es de 1 milimetro (menos gruesos que los de la foto).

Normalmente este plato lo hago en la cocina del restaurante de mi cuñada, pero cuando la he hecho en casa, con cuidado y con un buen cuchillo también consigo hacerlo bien, eso si, tardas 10 veces más tiempo.


Ingredientes
2 calabacines muy frescos
Parmiggino reggiano
Aceite
Limon
Sal y Pimienta

Preparación
Limpiamos bien los calabacines, y los cortamos muy finos y sin pelar. Los vamos depositando en un plato, como si fuera un carpaccio de carne típico, después los rociamos con aceite de oliva, (ideal un spray en este punto para no pasarse ni quedarse corto), una gotas de limón muy poco, pimienta y sal. Dejamos macerar asi unos 10 minutos y añadimos encima unas virutas de queso parmiggiano Reggiano o un Grana Padano y a disfrutar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada