Ensalada de Aguacate tomate y mozarella



Pienso que en la mayoría de platos, la presentación es importante, el plato de la foto al final es una simple ensalada de aguacate, tomate y mozarella, pero asi montado parece más apetecible (la foto no le hace justicia).

Con esto no digo que un plato mal presentado tenga que estar malo, ni que uno bien presentado o bonito tenga que estar bueno. Simplemente la idea es que empezamos comiendo por los ojos, y si el plato es bonito, estamos más predispuestos, y los jugos gástricos y las glándulas salivares empiezan a trabajar antes.

Ingredientes 4 personas
2 aguacates
2 tomates
2 mozarellas
Berros o otra hierbecilla para decorar.
Aceite de albahaca

Preparación
Trirurar los aguacates (una vez pelados y sin hueso), con un poco de limón y pimienta, cortar el tomate a dados pequeñitos y aderezar con aceite de oliva y hierbas (puede servir la mezcla llamada hierbas provenzales). Cortar la mozarella a rodajas finas.

Para montar el plato utilizaremos un aro, en caso de no disponer de uno (el dia que hicimos la foto estabamos en este supuesto), se puede construir facilmente uno, cortando una sección en una botella de agua de litro y medio.

En el fondo del aro pondremos el tomate presionando, encima el aguacate que le darà consistencia, ara el papel del cemento, y encima la mozarella llenando toda la superficie, luego presionaremos en la superficie con una cuchara y quitaremos el aro suavemente, dejando la estructura uniforme. Para acabar encima pondremos unos berros (ver foto), rectificaremos con sal y le pondremos unas gotas de aceite, a esta combinación le va muy bien un aceite de albahaca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada