Restaurante Chino Londres

Descubrí, los restaurantes chinos en Valencia, en mi segundo año en la Facultad, seguramente los había probado antes, pero ese año los visite (sobre todo uno) muy a menudo.


Era el primer año, compartiendo piso con amigos, en ese momento ya me gustaba la cocina, seguramente no como ahora, pero tenía cierto interés en ella. De los 4 compañeros de piso, era el único que tenia algunos fundamentos, debido seguramente a que me había fijado en algunas ocasiones cuando mi Madre cocinaba, porque en realidad no había cocinado nunca antes. Como tampoco era muy dado a estudiar, empecé a cocinar y como lo hacía bien y me gustaba, pues siempre o casi siempre lo hacía yo.

Cuando yo no quería cocinar, o cuando la nevera estaba desierta, para la hora de la comida utilizábamos los servicios de un restaurante Chino, situado cerca de la Avenida Blasco Ibáñez, tres o cuatro calles pasada la calle Aragón, en dirección al mar, poco más o menos. Probablemente ya no existe porque lo que explico pasaba hace unos 21 años. Recuerdo, como si fuera hoy, que el precio en ese momento del menú del chino, era de 220 pesetas, si señores y no soy Antonio Alcántara, de la serie Cuéntame de TVE1, corría el año 85 poco más o menos que dirían en esa serie.

Pues a lo que vamos, cuando no sabíamos que cocinar, o no había ganas de hacerlo, el precio del restaurante chino era tan bajo, que un par de veces por semana acabábamos allí. Seguramente por eso aburrí, la comida china que nos llega a la mayoría de restaurantes chinos en España.

Amigos americanos y españoles que viven o han vivido en Estados Unidos o en Inglaterra, me han hablado siempre excelencias de los restaurantes Chinos.

Hace dos semanas tuve que ir en Londres por trabajo, en un viaje relámpago, ida y vuelta en un solo día (no lo recomiendo a nadie). Tenía poco tiempo y mucho trabajo, pero acabé a las 15:30 y el avión de vuelta, por si acaso lo había cogido para las siete de la tarde, por lo que decidí comer antes de irme. Tenía que buscar algún restaurante interesante, (me lo merecía, y además hay que nutrir de información a este nuestro blog. Al instante vi un restaurante chino, y recordé las veces que amigos me han hablado bien de estos restaurantes. Sin pensarlo entré.

Realmente no tenía nada que ver con los restaurantes de aquí, se asemeja más a un japonés o a un Tailandés de por aquí, que a un restaurante chino de los nuestros (seguro que también habrá algunos diferentes). Sabores más limpios, menos olores a fritos, si podéis probadlos vale la pena. Lo que comí no sabría describirlo detalladamente, tengo que reconocer, que mi ingles para productos culinarios chinos es muy flojo, destacaría sobretodo porque lo entendí un plato de ternera con cebolla y jengibre estupendo.

Tampoco el precio es el mismo, pagué el equivalente a unos 36 euros, pero salí contentísimo de la experiencia y de la reconciliación con estos restaurantes, 20 años después.

P.S. la foto la hice a uno de los platos que comí. Luego con el photoshop la he arreglado, ya que el mantel no era gran cosa, aunque la decoración era agradable, tampoco nada que ver con la de los de aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada