Pasticeria Massaro


Durante el viaje a Sicilia, he comido en varios sitios como es lógico, algunos más caros y otros más baratos, entre estos últimos me gustaría destacar dos.

Por una parte el Bar del Museo del Valle de los Templos en Agrigento donde nos comimos un pannino de pommodoro, mozzarella i crudo (jamón serrano) antológico, con muchissima mozzarella y con mucho de todo. Seguramente influyó también lo cansados que estábamos después de ver todos los templos griegos que hay en el Valle.

Pero el mejor recuerdo de comida sencilla y barata, en Sicilia, es el de la famosa pasticceria Massaro, en el centro de Palermo. Comimos allí una pasta con tomate y hierbas, y otra con calabacin, que estaban de órdago.

Massaro es principalmente una pastelería, pero también sirven paninos, focaccias y pasta. Pagamos 6 o 7 eruos por dos fabulosos platos e pasta y dos aguas. El sitio es muy famoso, sale en muchas guías, pero enseguida ves que es auténtico porque está lleno de Sicilianos, y solo algun turista. Del todo recomendable. Despues de postre helado, también muy rico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada