Cena especial



El sábado disfruté de una de las cenas más especiales de toda mi vida. Una cocinera japonesa, afincada en Barcelona desde hace 14 años, Toshiko Taura, cocinó en casa de mi hermano y mi cuñada, para mis hermanos, hermana y cuñadas, un verdadero lujo.

La cena tuvo todos los ingredentes de una cena japonesa, empezamos con una ensalasa de pepino para refrescar el cuerpo y abrir el estómago, le siguió una ostra maridada en sake, luego fideos con verduras que acompañaban un estupendo pollo maridado con soja y jengibre.

A todo esto le siguió una gran variedad de tempuras, de verduras, de setas shitake, o una de sepia super tierna y una de langostino espectacular. La tempura iba saliendo constantemente en platos de la cocina, un verdadero lujo degustarla así.

A este punto las emociones que habían vivido todos nuestros sentidos eran ya espectaculares, pero aún faltaba lo que posiblemente fuese la reina de la cena, una bandeja de sushi colosal, ver foto de un detalle de la misma. Acabarse la bandeja entre 10 personas fue una cuestión de honor, mis hermanos son buenos gourmets que aprecian la calidad, pero a los que no les asusta la cantidad. Estaba todo demasiado bueno para dejar algo, destacar los nigiri de toro (la ventresca del atún) y la tortilla de dashi deliciosa con su punto dulce, además de la presentación que era de 10.

Toshiko, la cocinera, a este punto de la cena nos acompañó en la mesa, y nos explicó que el sushi se come con las manos, que los españoles abusamos de la salsa de soja, que no hay que mojar el sushi cual bizcocho en tazón de leche (esto es mio), que es darle solo un puntito de soja, nos explicó también que la ventresca es la parte más apreciada del atún en Japón, la más grasa, y que en una bandeja de sushi ella recomienda mezclar diferentes partes de atún (no recuerdo los otros nombres), como más oscuro más graso y mejor. Fue un verdadero lujo compartir esta parte de la comida con ella.

Durante toda la cena, pudimos estar en la cocina, mientras ella cocinaba, le hicimos preguntas de todo tipo, y amablemente intentó explicarnos hasta lo inexplicable de las preparaciones que hacía. En este punto se notó que da clases de cocina, (pronto asistiré a sus clases y os contaré algo por aquí) porqué es ágil explicando, buscando los ejemplos, contando el porque de cada plato, del orden de la comida, los tipos de salsa de soja, etc. Teneis más información de sus clases y los caterings de Fuuko su empresa, justo aquí en su bonita página Web.

Este sábado viví una experiencia con mis hermanos y cuñadas que no olvidaré nunca, gracias Sonia por la estupenda sorpresa, gracias Toshiko por tu amabilidad y tu generosidad en compartir tu cocina con nosotros.

Por si fuera poco, mi sobrino Ulan, ayudó a servir la mesa, como el mejor Maitre del mejor restaurante de Paris, como he dicho todo un lujo.

4 comentarios:

sonia dijo...

Moltes gracies, va ser un plaer la confiaça ,-)

Reika dijo...

envidia me da! Sin duda parece que fue un manjar de reyes! o mejor dicho de emperadores! :D

núria dijo...

quina enveja!!!!

Us recomano un blog en italià d'una noia que ara és de viatge al Japó

http://www.cavolettodibruxelles.it/2010/02/a-flea-market-a-bowl-of-noodles

Anónimo dijo...

Soy Japonesa. La verdad es que la foto de Sushi tiene pinta muy profesional. Esteticamente también me ha gustado verlo. Algún día me gustaría probar el catering de esta cocinera.

Publicar un comentario en la entrada