Molde de helado Calippo


Estoy preocupado. En lugar de que la industria alimentaria se acerque a la gastronomía para mejorar y ofrecer mejores productos, parece que últimamente la gastronomía se acerca a la industria para empeorar. Hoy he visto un nuevo ejemplo de esta tesis en la web de Vinçon, el molde de helado calippo.

Es gracioso, pero la cosa se queda allí, en gracioso. Cuanto tardarà algun joven cocinero a "deleitarnos" con un calippo de espuma de ostras con maracuyà?

Os comprariais este molde para hacer calippos para vuestros hijos, o para sorprender a vuestros amigos con una cena gastronòmica?

Pensado un poco, en pros y contras del producto. El molde en cuestión tiene un gran inconveniente, cuando nos "deleitamos" con un Calippo Original (como los Werther's), lo hacemos con el cartón que hace a la vez de molde, por lo que me parece un poco una marranada chupar la silicona, cada día uno. Es más no lo comería nunca en un restaurante. Alguno podría decir que es como beber de un vaso cada día uno, pero no es así, y los fans del Calippo estaréis de acuerdo conmigo.

ACTUALIZACIÓN Agosto 2008: Lo he comprado. Aquí lo explico

2 comentarios:

Anónimo dijo...

He caído en este blog de casualidad. Enhorabuena por tu buen hacer. Lo apunto entre mis favoritos.

Anónimo dijo...

a ver alma cántara, cuando en un restaurante te ponen una cuchara (por ejemplo) también la chupa todo el mundo...existe agua y jabón con la que se lavan las cosas no se en tu mundo si lo hay, eso si que sí es un gran invento, te dejo para que estudies sus inconvenientes también.

Publicar un comentario