Caramelo de eucaliptus


Cada vez me gustan menos las recetas y más las ideas. En revistas, en la televisión, en Internet, en libros, estamos inundados de recetas, solo nos faltaban los blogs... Esta bien que hayan recetas, pero yo os animo a coger de ellas las ideas, seguro que con estas, hacéis vuestras propias creaciones.

Ayer compré la revista Descobrir Cuina, antes era subscritor, pero como llegaba muy tarde, cuando se acabo el año decidí dejar la suscripción y comprarla en el Kiosco.

Esta claro que en esta revista hay un montón de recetas, leyéndolas cojo ideas que luego puedo aplicar, cuando realizo algún plato en casa. Ei alguna me parece redonda puedo llegar a copiarla pero siempre con una interpretación, y una adecuación a mi gusto. Por ejemplo si un plato lleva queso gorgonzola, lo cambio por un Grana Padano, que me gusta más.

La idea que os quiero contar, es la de utilizar los carameloe de eucaliptos en nuestros postres, para hacer estos más refrescantes. Para ello bastará con calentar caramelos de eucaliptos en el horno a 160 grados. Cualquier marca vale, es cuestión de probar los que salen mejor, ya sabéis que hay de más fuertes y más suaves, el truco es experimentar. Se ponen los caramelos entre dos láminas de papel sulfurizado, cuando ya estén blandos, retiramos del horno, y estiramos con un rodillo, hasta hacer láminas finas. Esperamos y una vez frío quitamos el papel y tenemos preciosos cristales más o menos traslucidos, para nuestros postres.

Si hacemos más de la cuenta se pueden guardar en recipientes herméticos. Darán sin duda frescor a nuestros postres, por ejemplo con frutas, en la receta que he visto lo utilizaban en una gelatina de albaricoque.

Nota: al no encontrar una imagen de cristal de caramelo, he puesto una de caramelo de cristal.

2 comentarios:

Mar Calpena dijo...

Ja, ja, yo también compré el Descobrir Cuina y me fijé en la misma idea. Creo que todavía me quedan unos cuantos caramelos del último catarro... A ver si me animo.

Anónimo dijo...

es muy pero muy efectivo y buenaso...

Publicar un comentario