Bruschette


Hoy estaba solo en casa. Aunque como sabéis, me gusta mucho cocinar, me cuesta horrores meterme en la cocina para preparar alguna cosa solamente para mi. Muchas veces, cuando estoy solo acabo comiendo cosas, que nunca explicaría en este nuestro blog.

Pero hoy he encontrado la inspiración en un pan de leña que sobró de ayer, y me he hecho unas bruschette, (leído brusquete) sencillas y deliciosas.

Normalmente en Italia se sirven como entrantes, lo que ellos llaman
Antipasti. Pero para mi hoy han sido un primer plato, fresco y ligero.

Como puede algo tan sencillo, ser tan sorprendentemente bueno!!!.

Básicamente son pan tostado, con un pensamiento de ajo frotado por encima, muy muy poco, un buen chorrito de un buen aceite, y encima ya le ponéis lo que queráis.

La bruschetta más típica y para mi la mejor, es la que tiene una base de tomate cortado pequeño, con un buen aceite de oliva y albahaca. Se le puede añadir un poco de limón otras hierbas, aceite balsámico, o por ejemplo una anchoa, jamón, un poco de mozarella, y muchas otras cosas. Además de con tomate se hacen también con caviar de berenjena, con calabacín frito, miles de ellas, todas las que os podáis imaginar se pueden hacer, y de hecho se hacen.

El plato, es tan sencillo (una vez más Menos es Más) como pan tostado con un poco, insisto en lo de poco, de ajo frotado y un buen aceite de oliva, como base.


Provadlas ya!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada