Gelati

Ya dije a principio de semana que el viaje por Italia daría para muchos posts.

En el tema de helados, los campeones son sin duda los italianos, hemos comido en estas vacaciones unos helados (gelati) fantásticos.

Un día mi hijo pequeño, de 4 años me dijo: Papa hoy quiero un helado de 20 bolas (como veis un gran aficionado a los helados), y le dije está bien, si me dices 20 gustos diferentes, pedimos un helado con estos 20 gustos. Sabiendo (suponiendo) que no me iba a decir tantos gustos diferentes. Empezó a decir chocolate, fresa, mango, yogur, crema (de crema pastelera riquísimo) y después de un silencio volvió otra vez con fresa, chocolate, como no había llegado a los 20, tuvo uno de "solo" 3 gustos.

Mi hijo mayor, de 7 años, justo depués me dijo: Papa yo quiero un helado de 6 bolas, asegurando en el número de sabores que se veia capaz de decir. Me costó explicarle porque tendría un helado de solo 3 bolas.

Entre los que más me gustaron a mi, están los de chocolate supernegro (negro en sabor y en color), el de avellanas, el de melocotón, el de crema pastelera es muy curioso, sorprende con aromas ancestrales de los que nos traen a todos grandes recuerdos olfativos.

En la foto que acompaña el post, un helado de fresa en un restaurante francés, no estaba tan bueno como los italianos, pero en la foto salió mejor.

1 comentario:

arantxi dijo...

No es mala idea lo del helado de 20 sabores, seguro que tendría mucho éxito. Yo sería de las que quisiera probarlo ;-)

Yo pude comprobar también que en Italia hacen muy buenos helados.

Publicar un comentario en la entrada