Hoy Pasta fresca casera

Hoy Domingo ha sido un gran día de cocina. Después de mucho tiempo sin hacerla, y animado por un libro que he leído recientemente, titulado Calor, (del que he hablado por aquí), me he decidido a hacer pasta fresca en casa.

Hacer tu propia pasta, como hacer tu pan, o la masa de la pizza, da unas sensaciones fantásticas. Seguramente es debido a que estas tareas, nos trasladan a un tiempo en el cual, en todas las casas se hacían estas cosas, y no se compraba casi nada preparado.


Yo me siento especialmente bien en mi cocina cuando preparo esta cosas. Tan bien es interesante preparar un buen arroz, o un wok de verduras, o haciendo experimentos con las esferificaciones, pero os aseguro que no es lo mismo.

La pasta fresca, es una cosa seria. Y siendo novato como soy en estos menesteres (y en otros), me voy a limitar a explicar como lo he hecho yo, después de haber leído muchas cosas, entre ellas el libro del que hablaba. Pero que quede claro que no intento sentar cátedra, solamente animaros a probarlo, porque vale la pena.


Hacerla es sencillo, pero muy laborioso. Ya la he hecho, utilizando solamente dos ingredientes, bueno al final tres; a saber: harina, huevo y agua. La proporción es muy fácil de recordar. 100 gramos (lo que los italianos llaman 1 etto) de harina por cada huevo; el agua la ponemos al final, solo si vemos que queda demasiado seco, pero muy
poca, yo me he limitado a mojar un poco la bola de pasta, cuando estaba amasando.

Debo decir que no he utilizado una máquina para estirar la pasta, lo he hecho a rodillo. Pero ya he decidido que mi próxima compra
para la cocina, será una maquina para la pasta, que me permitirá dejarla más fina. De hecho me autoregalaré ésta para mi próximo cumpleaños.

El proceso lo veis bien en las fotos que he ido haciendo, y que acompañan este post. Os aconsejo clickar en la imagen para verla ampliarla. Así además de ver como debería quedar, amortizamos mi trabajo.

Para empezar hacemos un volcan con la harina, y ponemos dentro el huevo, es muy importante que sea un huevo de calidad, fijaros que es el que le da el color a la pasta.

Después empezamos a amasar con los dedos, de fuera para adentro. Cuando consigamos ya una masa un poco uniforme, empezamos a amasar bien, en este punto se debe trabajar duro, hasta conseguir una bola como la de la foto 2. Si nos queda un poco seca, la mojamos como he dicho con un poco de agua.


Una vez tenemos la bola bien amasada (no menos de 10 minutos), con el rodillo la estiramos lo más fina posible (me viene a la cabeza mi futura máquina para hacer pasta) ver figura 3. Luego la cortamos como queramos o podamos. En mi caso he hecho unos tagliatelle, para los que he aprovechado el rodillo como regla para dejarlos bien rectos. Ver foto.

Una vez cortados, los soltamos y los espolvoreamos con un poco de harina para evitar que se peguen. Solo nos queda ponerlos en abundante agua hirviendo con sal. El tiempo de cocción dependerá de lo fina que hayáis conseguido dejar la pasta. Yo los he tenido unos 4 minutos. Si se consiguen hacer más finos, con unos 3 debería bastar.

La última foto ya es la pasta en el plato. Para poder degustar bien esta pasta, estaba excelente, la he comido salteada solamente con un poco de mantequilla y salvia. Deliciosa.





2 comentarios:

cnd dijo...

Anda, y yo q me iba a copiar de tu auto-regalo, no veo la maquinita!!!

Es esta?: http://www.vincon.com/WebCommerce/Sistema/200606/inicio.asp?MiTienda=100397&MiIdioma=ES&Contenido=http%3A//www.vincon.com/WebCommerce/Sistema/200606/infoproducto.asp%3FMiTienda%3D100397%26MiIdioma%3DES%26CodProdLT%3D382147

Salu2, ah!! y enhorabuena por tu blogg, lo visito amenudo y me encanta

Maurici Serra dijo...

Exacto, voy a corrgeir el link en el post.

Me alegra que te guste el blog, gracias a ti por leerlo, y ahora comentar. Si tienes alguna receta de pasta o alguna idea, i me la passas podemos publicarla

Saludos

Publicar un comentario en la entrada